Fundación a Caballo

Noticias

Nuestros Colaboradores

La terapia ecuestre se basa en el caballo como “instrumento” terapéutico, a través de la transmisión del calor corporal, del impulso rítmico y del patrón de locomoción tridimensional de éste. Por estos motivos el caballo debe estar en perfecto estado, su movimiento debe ser el adecuado, no puede tener ningún problema de extremidades, de dorso o de cualquier parte de su cuerpo que interfiera en el mismo. Gracias a lo que hemos aprendido con Equidinamia, y a sus cuidados, podemos asegurar que nuestros “terapeutas” son los mejores. Hemos aprendido a entender a nuestros caballos y a anticiparnos a posibles lesiones, sin esfuerzo y sin trabajo añadido.

¡¡Gracias!!


Comentarios

deco